Potencia TÚ carisma en 4 consejos

 

Bienvenido de nuevo a tu Refugio Mental! Si quieres ser más robusto, vas al gimnasio y si quieres aprender a programar hay muchísimas clases que puedes tomar, pero, ¿a dónde vas si quieres aumentar tu confianza y tu carisma? En el post de hoy hablaremos sobre las 4 actividades que más impactaron en mi confianza y mi carisma en situaciones sociales, en ámbitos laborales y en otros aspectos:

 

Comedia de improvisación

La primera es para aquellos que se quedan sin cosas para decir al poco tiempo en una conversación, ya sea al instante o a los 20 minutos. La clase que más me ayudó con eso y que recomiendo es comedia de improvisación. Primero, porque es aterrador pararte frente a un grupo de desconocidos e intentar ser gracioso o decir algo, es espantoso. Cualquier cosa que te saque de tu zona de confort será útil para las situaciones sociales.

Pero no recomiendo la comedia de improvisación por eso. Tiene algo mucho más fuerte: te paras allí sin haber preparado nada. Estas allí con tu mente en blanco y el público sugiere algo con lo que tienes que improvisar un monólogo. Pareciera ser algo único, pero así surgen las conversaciones en realidad. Mientras conversas, improvisas según el hilo de la conversación. Esto es lo que más me sirvió para potenciar mi carisma al continuar las conversaciones, incluso cuando empezaban a estancarse.

Así que ve y haz comedia de improvisación si tienes problemas con esto.

 

Toastmasters

La segunda actividad es para aquellos que les cuesta hablar en público. Hasta donde sé, es algo que nos cuesta a todos. Si te interesa mejorar, te recomiendo Toastmasters. Por si no la conoces, es una organización mundial que tiene sedes en muchas ciudades, donde te ayudan y aprendes a hablar en público. Es fantástico.

En la mayoría de las ocasiones en que tienes que hablar en público y das un discurso en una boda o haces una presentación para lograr un ascenso hay mucho en juego y te aterra. En Toastmasters no es así, porque todos van a aprender, es de gran ayuda. Además, son escasas las veces que tienes que hablar en público. No recibes opiniones valiosas en verdad, así que la siguiente vez que lo haces, te sigue costando.

En Toastmasters ocurre lo contrario. Tienen un programa y una estructura increíble para ayudar a la gente a mejorar e incluso cuando estás hablando, alguien del público está contando las muletillas que usas. Al final te dirá cuántas veces dijiste “como”, “eh”, “mmm…”. Con esta devolución detallada, puedes revisar parte por parte y hablar en público mucho más seguro. Lo recomiendo firmemente, muchas compañías apoyarían esta decisión.

 

Artes Marciales

Esta opción es diferente a las anteriores. Es algo que te ayudará en las situaciones en que se avecine un conflicto. No me refiero necesariamente a una pelea. Quizás alguien se te enfrente y tu pulso se empieza a acelerar y no sabes cómo reaccionar. Te recomiendo las artes marciales, no para darle un puñetazo y armar una pelea sin haber hablado siquiera. Lo que quiero decir es que cuando estás en combate en una clase de artes marciales y alguien está intentando pegarte o estás practicando jiu-jitsu y alguien está sobre ti intentando estrangularte, tu ritmo cardíaco y tu respiración se acelera, la adrenalina se dispara y se activa tu reacción de lucha o huida la primera vez que lo haces.

En mi primera clase de jiu-jitsu brasileño, me aterró que alguien me sujetara e intentara asfixiarme. Ahora bien, con las artes marciales aprendes a sobrellevar esa situación respirando y permaneciendo en calma para enfrentarla con el mejor plan de acción. Esto es lo que tienes que hacer cuando alguien quiere confrontarte y alterarte.

Cuando hay un conflicto las personas buscan una reacción del otro, ya sea de lucha o huida. Ahí tienes que sentir cómo aumenta la adrenalina y cómo tu ritmo cardíaco y tu respiración se aceleran y aprender a respirar para poder elegir el mejor curso de acción. Sé que es difícil ver la conexión entre estas cosas, pero te aseguro que lidiar con ese miedo manteniendo la calma te servirá en muchísimas situaciones conflictivas y que no se manifiesten externamente.

Si tienes que explicar por qué tienen que darte un aumento o un ascenso y tu ritmo cardíaco aumenta y te sientes aterrado, lidiar con esas sensaciones estando en un combate cuerpo a cuerpo hace que sea más fácil enfrentarlas en las situaciones sociales.

 

Primeras impresiones 

Ésta fue la que más llevé a la práctica y me resultó mas útil. Consistía en tomar cualquier evento social al que iba, ya sea un bar, una fiesta, una discoteca o un evento laboral como una oportunidad para analizar qué tipo de primeras impresiones causaba. A tus amigos ya les causaste una primera impresión, si les cuentas una historia aburrida no van a correr y desaparecer de tu vida para siempre. Pero si estás en un bar o en un evento laboral y cuentas una historia aburrida en los primeros minutos, las personas se irán o le prestarán atención a su móvil. Así sabrás muy bien qué le parece fascinante e interesante o aburrido a un extraño.

Si le prestas atención a esto y pruebas cosas diferentes, como hablar primero de algo fascinante y después hablar del trabajo, notarás cosas interesantes al analizarlas. En mi caso noté que los demás les fascina mi pasión por la música y también que les resulta muy interesante mi trabajo. Cuando empieces a probar esas cosas, verás que ciertos aspectos sobre ti son más fascinantes que otros y que cuando hablas sobre ellos, podrás conectar con más personas.

Así que sal y haz este experimento. Cuando vuelvas del evento, recuerda las distintas interacciones. Compara las conversaciones que iban bien con las que no y piensa por qué. así reconocerás que tienes cosas fascinantes y aprenderás sobre la forma en que te presentas. Verás que cuando irradias energía y hablas sobre las cosas que te entusiasman, te irá mucho mejor en tus conversaciones.

Estas son las 4 cosas que según mi experiencia fueron las más efectivas para tener más confianza y carisma. En aquel entonces, no había cursos de carisma sobre cómo causar una increíble primera impresión. Desde ese momento, traté de aprender de todas esas experiencias. Me quedé con lo bueno y descarté lo malo e hice este post sobre esto.