Robert Kiyosaki, la MOTIVACIÓN económica que cambiará tu vida!

Hola a todos! Probablemente todos en el planeta han soñado con hacerse ricos al menos una vez en la vida. Independientemente de su  motivación económica, las personas son así, siempre quieren más y más. Desgraciadamente pocas personas pueden realmente tener éxito. En 2018, los investigadores descubrieron que 1300 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza y otros 879 millones de personas al borde de la pobreza. Pero, ¿por qué sucede esto? El empresario, inversor y escritor estadounidense, Robert Kiyosaki, encontró la respuesta. Además, sabe cómo corregir la situación, pero los ricos no quieren que Kiyosaki hable de ello. Vamos a descubrir la motivación económica que da Kiyosaki del por qué, ¿adelante!


En primer lugar deberíamos decir unas palabras sobre Robert Kiyosaki:

  • Robert es japonés, o mejor dicho es un japonés estadounidense de cuarta generación. En otras palabras, tres generaciones de sus antepasados vivieron en los EE.UU. Kiyosaki nació en abril de 1947 en Hawai.
  • Su padre era el director local de educación. En 1972 se postuló para el cargo de Teniente Gobernador de Hawai, pero perdió y se vio obligado a renunciar sin la oportunidad de continuar su carrera.
  • Después de un tiempo, el padre de Robert, decidió iniciar una carrera en los negocios y compró una franquicia de heladerías Swensens, pero pronto el restaurante dejó de ser rentable y el hombre se declaró en bancarrota.
  • Al mismo tiempo, el propio Robert siempre tuvo una  por pasiónlos negocios, sin embargo, esto no le impidió navegar en el mar y prestar el servicio militar en la Infantería de Marina.
  • Más tarde, Kiyosaki intentó abrir diferentes negocios, además de invertir en la bolsa de valores, pero al final, al igual que su padre, terminó en bancarrota.

Seguramente, mucha gente en esta situación se rendiría, pero no Robert. Él analizó sus errores, y llegó a la conclusión de que todos los hombres de negocios cometían errores similares. Entonces, Kiyosaki, decidió compartir sus secretos e ideas con los demás. Junto con su esposa fundó una escuela de educación financiera, la cual vendió diez años más tarde para abrir una compañía internacional de educación: “Rich Dad Company”.

A la edad de 47 años, Kiyosaki escribió el best seller “Padre Rico, Padre Pobre”, a esto le siguieron “El Cuadrante Del Flujo De Dinero” y “Guía para invertir”. Los tres libros figuraron en el ranking de los diez libros de negocios más vendidos, aumentando la fama de Robert. Pero, ¿que hay de nuevo, atrevido o revolucionario en los textos de Kiyosaki? Para empezar, él abrió los ojos de la gente a muchas cosas, por ejemplo:

¿Te has dado cuenta de que la escuela no enseña a los niños lo que realmente importa? No, por supuesto las habilidades de escritura son buenas y útiles, las fracciones serán útiles para los futuros matemáticos y les permitirán entrenar sus cerebros, y la información sobre el mundo rodea ampliará la visión del mundo de los niños. Pero, ¿qué pasa con lo que será útil en la vida cotidiana, por ejemplo el dinero? Después de todo, a excepción de los problemas matemáticos, es poco probable que te hablen de dinero en la escuela. Robert notó esto en el cuarto grado y, como cualquier niño sincero, le pregunto a su maestra sobre ello. Ella le respondió que el amor por el dinero era la raíz del mal, pero Robert era un niño de nueve años muy persistente y seguía molestando a su maestra con preguntas:

“Y ella dice, no enseñamos sobre dinero en la escuela. Le dije, ¿por qué no? Entonces me puse curioso y dije: ¿Por qué no aprendemos sobre dinero? Y ella me dijo: Ve a preguntarle a tu padre: él es mi jefe. Mi padre era el Jefe de Educación.”

 

Bueno, la profesora no pudo responder a la pregunta y estamos seguros de que incluso, hoy en día, la mayoría de los profesores de la escuela habrían hecho lo mismo. Después de todo, forman parte del sistema educativo y siguen las instrucciones que mandan desde arriba.

“Voy a casa y le pregunto, ¿por qué no aprendemos sobre el dinero en la escuela? Y me miró y me dijo, porque el gobierno no nos deja enseñar esa materia.. El gobierno nos dice lo que no podemos enseñar y lo que podemos enseñar.”

 

Al parecer la gente en el gobierno no quiere que los niños estudien ningún asunto financiero importante. Por supuesto, no estamos hablando de una teoría conspiratoria pero, ¿no debería el estudio en la escuela incluir cosas realmente importantes?, cosas que serán útiles en el futuro, para que cada niño graduado de la escuela no sea solo un ciudadano, sino también una persona feliz. Pero parece que el sistema escolar es un poco diferente.

“El sistema escolar está diseñado para enseñarte a ser un empleado, o un médico, o un abogado o un especialista, pero nunca sobre dinero.”

 

Y de hecho, una vez que hayas recibido educación, podrás convertirte en un buen trabajador en cualquier campo, si te esfuerzas lo suficiente. Pero para ganar dinero, dinero de verdad que te permita vivir y no simplemente sobrevivir, necesitas literalmente tener suerte, de lo contrario, no pasará nada, porque no sabes nada de dinero. Esa es la idea que Kiyosaki está tratando de transmitir: no hay que culpar a los profesores por lo que está sucediendo, porque ellos realmente tratan de dar a sus estudiantes todo lo que pueden, ellos solo… bueno, no son profesores de verdad

“La mayoría de los profesores en la escuela…no tienen ética. Ellos enseñan materias, que ellos mismos no practican.”

 

Estamos seguros de que sabes lo diferente que puede ser la teoría de la práctica, esto se aplica a cualquier esfera de la vida, especialmente al dinero. Robert cree que solo la persona que está familiarizada con el objeto por dentro, puede enseñar algo, de lo contrario es un engaño.

Robert Kiyosaki motivación económica

¿Ya te estás preguntando por qué si este Robert Kiyosaki tiene tanto éxito, no da dinero a los pobres? Después de todo hay mucha gente necesitada en la tierra que no puede tener tanto éxito como él. No todo el mundo se las arregla para tener suerte y tomar el control de sí mismo después de otro fracaso, así que, ¿por qué no compartir su dinero? Al final del día, ¿qué significa para un millonario 20 mil o 30 mil dólares?

Esta cantidad no empobrecerá al hombre rico, pero aún así Roberto no regala su dinero.

“-No, no. No creo en dar dinero a los pobres.

-Pero les estás dando conocimientos a los pobres.

-Sí, esa es una gran diferencia. Verás, la gente dice: “Bueno, ¿por qué no le das dineros a los pobres?” El único problema con eso es que crea más gente pobre […] Si le das un pescado a un hombre, habrá mucha gente que también querrá más pescado, pero si les enseñas a pescar…”

 

En nuestra opinión, es justo. Muchos motivadores y mentores empresariales dicen que tienes que tomar el control de tu vida y no esperar una limosna del más fuerte. Kiyosaki está de acuerdo con ellos.

También sabe exactamente por qué los pobres son pobres. Probablemente te hayas enfrentado a una situación en la que una persona, que en general tiene bastante dinero, es tan molesta y dice: “no puedo permitírmelo”. Robert también vivió estas situaciones.

“Mi padre, que tiene un Doctorado, dice: “¿Quién crees que soy? ¿Crees que estoy hecho de dinero? ¡No puedo permitirme eso!”

Y mi Padre Rico diría: “Por eso es pobre”. La gente pobre dice: “No puedo permitírmelo”, “No puedo hacerlo”, “No tengo tiempo”. Porque es una forma de escapar. ¿Sabes?, es más fácil decir que no puedo pagarlo o que estoy muy cansado o que no puedo ir al gimnasio cuando podrías ir al gimnasio. ¡No, no puedo! La verdad es que soy demasiado perezoso para ir.”

 

No es difícil adivinar que el prototipo del Pobre Padre del famoso libro de Robert fue su propio padre, pero el Padre Rico es una imagen generalizada de las personas que han alcanzado el éxito incluyendo su experiencia, su trayectoria, sus logros, así como los del propio Robert Kiyosaki. Pero, ¿que pueden significar las palabras? Después de todo, es sólo un conjunto de sonidos. Bueno, en opinión de Kiyosaki, como muchos otros maestros de los negocios, cada palabra cuenta, porque cambia la realidad.

“¿Sabes?, la palabra se hace carne. “Nunca seré rico”, o, mi favorito: “Los ricos son codiciosos”. Son los pobres los codiciosos. Si lo piensas, para ser rico tienes que dar algo.”

Parece que Robert realmente sabe de lo que está hablando, porque no son sólo palabras, es una estrategia, una estrategia basada en el ejemplo propio. No es una coincidencia que hayamos escogido la palabra “propio”. Probablemente todos los niños sueñan con ser como sus padres, pero a veces, tiene sentido hacer exactamente lo contrario.

“Creo que mi padre ganaba unos 20.000$ al año, y cuando me gradué de la universidad, yo ganaba 120.000$ al año. Seis veces la cantidad que hacía él. Y él me dice: “¿Cómo lo hiciste?” Yo le dije: No fui a la misma escuela a la que tú fuiste.”

 

Es difícil de creer, pero la pobreza, según Kiyosaki, es hereditaria. No a través de los genes, como la forma de una nariz o de los labios, por supuesto, sino a través de la educación que cada persona recibe en la familia. Y se necesita mucho trabajo para cambiar, si no cambias, ni siquiera una gran cantidad de dinero te hará millonario.

-Hasta que cambies de forma de pensar, tu dinero no te ayudará.

-Correcto.

-Y vemos eso con la gente que gana la lotería, la gente que gana más dinero…siguen teniendo el mismo problema, porque siguen teniendo el mismo problema, porque tienen el alma de persona pobre.

-¡Correcto! Si eres pobre, siempre lo serás.”

 

No es fácil cambiar tu mentalidad, especialmente si has crecido en una familia de clase media, por no hablar de los que están por debajo de la línea de la pobreza. Quizás Kiyosaki lo sabe mejor que muchos, pero incluso sin Robert, la historia conoce muchos ejemplos de personas con mucho dinero en sus manos que terminan en bancarrota casi instantáneamente. Por ejemplo los atletas.

“La mayoría de los atletas profesionales que ganan millones de dólares…el 65% termina en bancarrota cinco años después. Es porque vienen de familias pobres. Pero si les dices eso, se enfadas mucho contigo.”

 

Las familias pobres crían personas pobres, e incluso si de repente son dueños de millones de dólares no podrán retenerlos, porque si simplemente no tienen idea de qué hacer con esa cantidad de dinero, porque no se les ha enseñado, solo porque la pobreza: “Se transmite genéticamente, eso es lo que da miedo”.

Si lo piensas es mucho más fácil de lo que parece, más fácil y más difícil al mismo tiempo. Después de todo tienes que cambiar por dentro, cambiar tu entorno y tu mundo, y sin embargo no es de extrañar que la gente rica no quiera que Kiyosaki revele estos secretos. Después de todo, parece que realmente pueden amenazar su bienestar.